Blog

Ebook una herramienta para aprender inglés

ebook en ingles

“No avanzo con mi inglés pasado el B2”

“No consigo comprender un texto tan largo en el corto plazo de tiempo del examen”

“Después de tanto tiempo sigo teniendo un vocabulario muy limitado!”

Si tienes ya en tu bolsillo un nivel B2 de inglés, tu objetivo es alcanzar un C1 o C2 y coincides con algunos de estos argumentos arriba, seguro que este artículo te va a interesar, ya que a partir de un nivel C1 aprender vocabulario en inglés se convierte en la clave del éxito en el aprendizaje de este idioma.

E-books y E-readers

Comencemos por distinguir una cosa de la otra.

  • Un ebook es un archivo electrónico donde se almacena todo el texto que un libro de papel podría tener en sus páginas. Se suele identificar por su extensión, siendo .epub y .mobi las dos más populares y compatibles.
  • Un eReader es un dispositivo electrónico capaz de permitir la visualización de un Su aspecto es similar al de una tablet y hay muchísimas marcas, de variable calidad y precio. Una de sus grandes ventajas es la de permitir almacenar miles de libros en su memoria en prácticamente poco mas de 200 gramos que pesan estos dispositivos.

¿Qué ventajas nos ofrecen los ebooks para aprender inglés o cualquier otro idioma?

  1. Variedad y disponibilidad de títulos.

Los libros electrónicos ofrecen una amplia gama de géneros, desde libros de texto para aprender inglés hasta novelas en versión original. Lo más probable es que si puedes encontrarlos en copia impresa, también los encontrarás en formato ebook. Además la gran variedad de plataformas te permitirán comprar tus libros y descargártelos inmediatamente a tu eReader. De esta manera se acabó el tener que esperar a que llegue un libro de papel por correo ordinario, cosa que puede llevarte unas semanas si te lo envían desde Reino Unido o Estados Unidos.

  1. Portabilidad

Aparte de ofrecerte un gran catálogo de títulos, el escaso peso y el reducido espacio que ocupa un eReader cualquier hace que puedas usarlo en cualquier momento y llevarlo contigo a cualquier lugar. Está comprobado que cuanto más cómodo sea leer, más probabilidades tendrás de usarlo (y, naturalmente, más mejorará tu vocabulario en inglés).

  1. Utilidades de aprendizaje del idioma

Una gran ventaja que nos ofrecen los eReaders y quizá a la más importante a la hora de adquirir el tuyo, es que la gran mayoría vienen con diccionarios incorporados, lo que te permitirá consultar la traducción de una palabra en inglés a tu lengua o bien ver su definición. Sin la necesidad de consultar un voluminoso diccionario que no llevarás contigo a todos lados y sin perder el hilo de la historia que está leyendo. Con esta utilidad podrás avanzar en el aprendizaje de vocabulario de manera exponencial.

Por otro lado, algunos dispositivos como el modelo Kindle de Amazon, tiene la utilidad texto-a-voz, que consiste en conectar el dispositivo a un aparato de audio con Bluetooth o un dispositivo Alexa de forma que conviertes el texto escrito en una práctica de comprensión oral ya que una voz leerá por ti el texto en voz alta.

¿Qué eReader es el más apropiado?

Como hemos dicho arriba te recomendamos que elijas uno que al menos tenga diccionarios incorporados y sobretodo que la pantalla sea de tinta electrónica (e-Ink) y no LED, puesto que suelen ser antibrillo y se pueden leer a plena luz del día. Muchos dispositivos que usan la tecnología e-Ink disponen de pantalla con luz que al no ser retroiluminadas te permitirán leer a oscuras sin dañar tu vista. Finalmente es importante que te informes de qué formatos soporta el dispositivo que quieres comprar.

¿Dónde comprar ebooks?

Hay diversos portales y aquí te proponemos los más populares de pago:

  • Amazon (para eReaders Kindle)
  • Kobo
  • iTunes Books
  • Google Play Books

También hay portales de libros public domain (sin copyright) como Project Guttenberg y Manybooks.org

6 Consejos Para Exámenes de Inglés

examenes de ingles

¿Por qué tenemos tanto miedo a los exámenes de inglés?

La verdad es que hacer un examen siempre nos pone nerviosos, porque  se nos pone a prueba y calibra si hemos aprendido y asimilado todo el conocimiento que se espera que tengamos.  Pero cuando de exámenes se trata, el de inglés o cualquier otra lengua que no sea la “habitual”, nos provoca las más temidas pesadillas… Y claro, el miedo al “suspenso” nos pone muy nerviosos.

Aquí te dejamos unos consejos para que afrontar el temido examen no te provoque escalofríos y así puedas estar más preparado para pasar la prueba.

Conoce el formato y el contenido del examen.

La mayoría de los exámenes de inglés se dividen en diferentes partes (hablar, escuchar, leer, escribir, etc.). Cada parte generalmente se divide en diferentes secciones. Averigua de antemano cuántas partes tiene tu examen  de inglés, en cuántas secciones consta cada parte, qué contiene cada una y, especialmente, cuánto tiempo tienes para completarlas.

Practicar, la clave.

No importa qué tan bueno sea tu inglés, tendrás muchas más posibilidades de que te vaya bien en el examen de inglés si lo practicas primero.  Existen modelos de examen que te ayudarán a  practicar en casa. Cronométrate, cada parte de un examen tiene un tiempo determinado, practica también este aspecto y así te acostumbrarás  a trabajar bajo la presión del tiempo.

Aprende de tus errores.

Con demasiada frecuencia, al practicar un examen de inglés, la tentación es marcar tus respuestas para ver cuantas has acertado y luego olvidarte de la prueba en cuestión a medida que avanzas ansiosamente hacia la siguiente. ¡No lo hagas! Toma nota de tus errores, especialmente si tiendes a cometer los mismos una y otra vez, y averigua por qué las respuestas incorrectas son incorrectas y, críticamente, por qué te equivocaste; eso en sí mismo es una lección valiosa y además aprenderás más vocabulario y le sacarás más rendimiento a tus ejercicios o prácticas de examen.

Comprende lo que te pide dice el examen.

Puede parecer que la gramática y el vocabulario son todo lo que se está examinando, pero ten en cuenta que las habilidades a menudo también se evalúan. En un examen escrito, piensa  en el tipo de texto que tienes que escribir y quién sería el lector, ya que esto dictará el estilo y la formalidad del lenguaje que utilices. En un examen oral, piensa en lo que te piden que hagas. Describir algo, persuadir a alguien,  ¿Contar una historia?…  Lo que tienes que hacer con el lenguaje es tan importante como el lenguaje con el que tienes que hacerlo.

Practica la técnica del examen

Al igual que con cualquier examen que implique más que una simple prueba de conocimiento, la mayoría de los exámenes de inglés (y especialmente los exámenes de Oxford y Cambridge) se basan en una variedad de habilidades y técnicas.

Por ejemplo, en una prueba de lectura, generalmente es mejor leer el texto principal primero para tener una idea general del contenido antes de leer las preguntas adjuntas.  Identificar palabras clave, buscar paráfrasis, eliminar respuestas incorrectas. En una prueba de listening, usa la primera vez para localizar la sección del texto que contiene la respuesta que buscas y la segunda vez para señalarla. En un examen escrito, asegúrese de hacer un bombardeo de ideas y hacer un plan básico primero.

Lee, escucha, habla y mira, y lee un poco más

Cuando la presión de un examen recae sobre ti, es fácil perder de vista el panorama general. Estás haciendo el examen para aprobar y demostrar tu nivel de inglés, pero aprende a disfrutarlo también. Acostúmbrate a escuchar música en inglés y escribir las letras, escucha podcasts y mira vídeo en youtube, series  y películas, intenta encontrar un compañero para practicar el speaking, practica tus habilidades lingüísticas en línea y lee todo lo que puedas y más.

La lectura es una de las mejores formas de aprender vocabulario nuevo y consolidar tu comprensión de la gramática. La mayoría de los exámenes también incluyen un elemento de escritura, y no hace falta decir que quienes escriben mejor son los que leen más.

Dibujos animados en inglés

Dibujos animados en inglés

Las familias que tienen inquietud porque sus hijos aprendan inglés desde pequeños siempre buscan maneras de poder complementar la enseñanza del idioma que reciben en el colegio o la academia.

Una idea práctica, sencilla, útil y al alcance de todo el mundo es que los niños vean los dibujos animados en inglés. Si ya han aprendido a leer en su lengua materna, sería buena idea que activaseis la opción de subtítulos (en inglés, por supuesto).

Aquí podéis encontrar unas ideas de dibujos animados que pueden resultar entretenidos y que harán que los niños se vayan familiarizando con diferentes acentos (británico, americano, etc).

Peppa Pig.

Pepa es una cerdita que vive con sus padres y su hermano pequeño George. Estos dibujos animados son perfectos para que los niños escuchen inglés con acento británico. Tienen unos diálogos sencillos y vocabulario fácil, además de un perfecto inglés británico. Todo ello hacen que estos dibujos sean especialmente buenos para los niños más pequeños, los que comienzan a aprender inglés.

Pocoyó.

Pocoyó es una serie de dibujos animados española, pero en su versión inglesa cuenta con un doblaje excepcional con acento británico.

Caillou.

Una opción para los peques que ya están más habituados a ver la tele en inglés es Caillou. Es una serie de dibujos animados canadiense que cuenta el día a día de Caillou y su familia. Los diálogos son algo más complicados y el vocabulario más extenso que en los dos casos anteriores.

Bob Esponja.

Serie de animación que permitirá a los pequeños acostumbrar el oído al acento americano viviendo las alocadas aventuras de Bob Esponja, Patricio, Calamardo y otros personajes. Un dato curioso: alrededor del 40% de la audiencia de estos dibujos animados está formada por adultos. Os recomiendo que veáis primero un capítulo sin la presencia de niños y decidáis si es adecuado para vuestros peques.

El asombroso mundo de Gumball.

Esta serie de dibujos animados tiene personajes que hablan con acento americano y un vocabulario un poco más complicado que los mencionados antes.

Éstas son sólo algunas ideas, pero hay ¡muchísimas más!. Estoy segura de que si buscáis junto con vuestros hijos encontraréis algo que les guste.
Lo importante es crear el hábito de ver algo en inglés y si, además, pasamos un buen rato…¡éxito asegurado!

Autora: Beatriz Dueñas
Jefa de estudios del Área Infantil

Seis ventajas de las clases de inglés en empresa respecto a las clases en una academia

cursos de inglés en empresas

Aprender inglés en el lugar de trabajo supone una serie de ventajas respecto a la formación en una escuela de idiomas. Veamos con detalle las cinco ventajas más destacables:

No es necesario desplazarse

Hacer un curso de inglés en empresas, es muy cómodo porque el alumno no tiene que desplazarse a ninguna escuela. Es el profesor el que va a la empresa, con lo que el alumno gana tiempo para dedicar a otros quehaceres. La formación cumple con los mismos estándares de calidad de un curso de inglés impartido en una academia, con la única diferencia de que se lleva a cabo en la empresa.

Habitualmente los alumnos agradecen recibir formación de inglés en sus empresas porque, aparte de aprender, les supone un tiempo de desconexión del trabajo.

Adaptabilidad de horario

Otra de las grandes ventajas que ofrece el hecho de realizar los cursos de inglés en empresas es que es el profesor el que se adapta a los horarios en que la empresa decide hacer clase. Todos hemos pensado muchas veces en lo poco apetecible que nos resulta ir a una academia después de la jornada laboral, cuando lo que más deseamos es dedicar nuestro tiempo libre a otras cosas. Esto se soluciona haciendo los cursos de inglés en la empresa, ya que las clases pueden impartirse a cualquier hora, en función de la conveniencia de cada empresa.

Contenidos más específicos

Esta es probablemente la principal ventaja que ofrecen los cursos de inglés en empresas. Los empresarios conocen perfectamente qué necesidades lingüísticas tienen sus empleados y eso permite agruparlos en función de los objetivos específicos que tengan. De esa forma, el profesor puede centrarse en mejorar los aspectos que son realmente necesarios, a diferencia de lo que sucede en las academias, donde la formación es más general.

Mejora más rápida de las competencias

Con los cursos de inglés en empresas, los alumnos van a recibir una formación mucho más enfocada a las necesidades específicas, los alumnos que realizan clases de inglés en su empresa mejoran con rapidez en todas las áreas que pueden resultar de utilidad en sus puestos de trabajo. En poco tiempo, los alumnos pueden empezar a aplicar los conocimientos adquiridos a sus rutinas laborales.

Mayor satisfacción de los trabajadores

Los trabajadores no solo ven que gradualmente pueden usar el inglés con más frecuencia y mayor seguridad en sus lugares de trabajo, sino que perciben que su empresa tiene en cuenta sus necesidades de formación y trata de encontrar la solución más satisfactoria para todos. Por esta razón es tan importante que un empresario con visión de futuro, invierta en cursos de inglés su empresa.

Bonificación de los cursos de inglés en empresas

Los cursos de inglés en empresas pueden tener un coste prácticamente nulo si se financian con el crédito de formación del que disponen todas las empresas y se tramitan las bonificaciones pertinentes a través de Fundae. Pese a ser un método aún desconocido por muchas empresas, es una de las mejores y más económicas formas de potenciar la formación de los empleados.

 

Albert Pujol – Director de Estudios Área Empresas

Tips para tener una buena conversación en inglés

conversación en inglés

Una de las grandes dificultades a las que se enfrenta el estudiante es a mantener una conversación en inglés. De nada sirve saberse la teoría, incluso haber estudiado durante meses el vocabulario, si luego no sabemos cómo introducirlo en una conversación.

Al fin y al cabo, saber hablar en inglés es lo que te van a pedir en una entrevista o si te vas al extranjero.

Si tienes dificultades para mantener una conversación en este idioma, sigue leyendo estas claves que te ayudarán:

Claves para tener una conversación en inglés

-Escucha atentamente

Aunque esto parece obvio, es una de las claves por excelencia para mantener una buena conversación en inglés. Cuando hablamos en castellano, muchas veces desconectamos y, aun así, podemos seguir el ritmo de la conversación. Si esto lo haces en una conversación en inglés, te perderás en el primer minuto.

Céntrate en lo que te están contando, escucha de manera activa, ten presente los gestos, los movimientos de la boca, así como cualquier otro elemento.

-No tengas miedo a preguntar

Como si estuvieras en clase, si hay algo que no entiendes, o tienes alguna duda con algo que han dicho, no dudes en preguntar. Tan solo tienes que aprender cómo decir frases del estilo:

-I’m sorry, could you say it again?

-I didn’t hear you.

El interlocutor se dará cuenta de que tu nivel de inglés no es demasiado elevado, pero que te estás esforzando mucho por aprender. Es por ello, por lo que te lo repetirá todas las veces que necesites, haciendo más énfasis en aquellas partes que puedan resultar más complicadas.

-El gran problema de la vergüenza

Muchas veces, el problema no es tanto no saber hablar en inglés, como perder la vergüenza a hacerlo. Si ya nos cuesta tener una conversación en español con desconocidos, una conversación en inglés, en la que sabemos que nos podemos equivocar en cualquier momento, el nivel de vergüenza aumentará de manera considerable.

Si hablas con una persona que no es nativa, esta conocerá el momento por el que estás pasando, porque en un momento dado también pasó por ahí.

También es posible que la persona con la que estás hablando conozca otro idioma, quizá hasta tenga algunas nociones en español. Podéis ayudarnos entre vosotros para aprender de manera simultánea.

-El volumen: une da de las barreras físicas del aprendizaje

Muchos estudiantes pensamos que cuando tenemos una conversación en inglés, y no conseguimos seguir el hilo de la misma, es porque estamos cometiendo un error en algún punto. Puede ser que nuestra compresión sea mala, que no pronunciemos bien, que el listening debe mejorarse…

Y puede que todo lo anterior sea cierto, pero hay un elemento que no debemos pasar por alto, y es el volumen

Quizá, la otra persona te esté hablando a un volumen tan bajo que no puedes entenderlo (piensa que esto también te podría pasar si hablas en español). También puede ser que tu no estés hablando lo suficientemente alto; esto también es normal, ya que te expresas en un idioma que no dominas y no estás tan seguro como al hablar el español.

Prueba a ajustar el volumen: quizá es lo que te hace falta para mantener una buena conversación en inglés.

-Ajuste de la velocidad

¿Estás hablando a la velocidad adecuada? Quizá, ya sea por nervios, ya sea porque es tu manera de expresarte, puede ser que estés hablando a una gran velocidad y la otra persona no sea capaz de seguirte.

También puede ser que la velocidad a la que estés hablando sea bastante lenta, y que esto pueda dificultar bastante la comprensión.

La velocidad adecuada para tener una conversación en inglés es algo que se irá adquiriendo con el tiempo. Tendrás que practicar bastante y aceptar las críticas. Relájate cuando estés hablando e intenta no ponerte nervioso si te equivocas: todo el mundo nos equivocamos en algún momento cuando hablamos, y más si estamos aprendiendo un nuevo idioma.

-El truco de las preguntas abiertas

Tarde o temprano, tendremos que participar en una conversación en inglés en la que la otra persona no hable mucho. Puede ser que tan solo conteste a nuestras preguntas con monosílabos del tipo si o no. Esto puede ser un auténtico caos para las personas que intentan aprender el idioma, ya que tendrán que llevar ellas el hilo de la conversación.

Para evitar que esto nos ocurra, siempre nos podemos basar en preguntas abiertas. Utilizaremos términos como Where, When, How, What, Who entre otros relacionados. Gracias a estas preguntas estaremos forzando a que la otra persona se involucre en la conversación, que nos dé mucho más detalle y así lograr una óptima inmersión lingüística.

Así que ya sabes: si estás en una situación en la que no dominas el idioma, prueba a conseguir que sea la otra persona la que hable.

-Entrena los músculos de la boca para hablar en inglés

Otro de los problemas que evitan que hablemos inglés con fluidez es no tener una buena pronunciación, y la mayoría de las veces es porque no hemos entrenado la boca para conseguirlo. Los músculos deben desplazarse de tal manera que la boca adquiera la forma deseada para pronunciar esa sílaba o palabra completa.

Podemos darle la vuelta a esta situación entrenando los músculos de la boca: si no tenemos a nadie que nos pueda echar una mano con esto, podemos practicar a leer en voz alta. También podemos escuchar algún que otro listening en YouTube e intentar repetir lo que nos están diciendo en voz alta.

Estos ejercicios te facilitarán cualquier conversación en inglés.

Recuerda estos sencillos trucos a la hora de hablar en inglés. Muchos son de sentido común, y lo más probable es que ya los hayas utilizado en alguna ocasión. 

Pruébalos y verás cómo logras tener una conversación en inglés fluida.

¿Cómo practicar inglés conversacional?

practicar ingles

Ya conoces el vocabulario en inglés y las normas para tener una conversación. Aunque la teoría parece fácil, cuando pasamos a la práctica nos encontramos con muchas dificultades.

  • El habla es lo que menos se practica: La mayoría de cursos para practicar en inglés se centran demasiado en la parte de la gramática y de la escucha, y no dejan demasiado espacio al speaking. Muchas veces, el alumno tendrá que buscarse la vida lejos del centro en el que está estudiando: puede pedir ayuda a un compañero que hable inglés, buscar a persona que quieran mejorar el idioma, localizar a personas nativas, etc.
  • Estrés: Hay muchos lugares en los que podemos participar en grupos de personas para hablar en inglés, incluso hay clubs y bares especiales para ello. Puede que te lo pases en grande mientras los demás hablan, pero que la cosa cambie cuando llegue tu turno. Tener una conversación, y más en un idioma que no se domina, puede ser muy estresante: dudarás si te está entendiendo, si los vas a aburrir, si has dicho algo mal, etc.

Es tan solo una barrera mental que nos auto imponemos, y que tendremos que dejar a un lado. 

Formas para practicar tu inglés conversacional

-Apóyate en la tecnología

Las nuevas tecnologías nos lo ponen muy fácil a la hora de aprender nuevos idiomas. Estamos hablando tanto de ordenadores de sobremesa, portátiles, teléfonos, tablets, televisores, incluso hasta asistentes digitales. 

Estas son algunas ideas de cómo la tecnología puede ayudarte con el aprendizaje:

  • Búsqueda por voz de Google: Puedes probar a hablarte al asistente de Google por voz para ver si te entiende (por supuesto, en inglés). Así sabrás si tu aprendizaje está dando frutos.
  • Skype: Con Skype rompemos con las distancias. Podremos ponernos en contacto con personas de cualquier parte del mundo. Lo único que tendremos que hacer es buscar a otras personas que quieran hablar en inglés para mejorar su nivel, o incluso a nativos que quieran hablar con españoles. Hay muchas plataformas y foros que nos pueden ayudar con ello.
  • WhatsApp o Telegram: Las clásicas aplicaciones de mensajería también pueden ayudarnos con nuestro nivel de idioma. Si estás practicando inglés con una persona conocida, puedes mandarles notas de audio en el día a día, de manera improvisada. Así te irás soltando, o no tendrás mucha presión, ya que la conversación no es en tiempo real.
  • Asistentes digitales: Asistentes como Alexa o Ok Google pueden ayudarnos con el aprendizaje. Podemos hablar con ellos en inglés para ver si entienden nuestras órdenes, pedirle que nos deletreen frases, incluso hasta traducir palabras a otros idiomas.

-Comunidad de VerBling

VerBling está considerada como una de las mayores comunidades de grupos de chat que podemos encontrar en la red. Tan solo tendremos que entrar a la charla y contratar a la pregunta que habrá hecho el creador de la misma, o cualquiera de sus integrantes.

Es un sitio web completamente gratis, para charlas con usuarios nativos o con otras personas que, como tú, buscan mejorar su nivel de inglés.

Una de las características de la comunidad de VerBling es que los usuarios suelen ser muy comprensivos, en especial con aquellas personas iniciadas que están empezando en la plataforma. No tengas miedo a cometer errores, ni estés nervioso o nerviosa por ello, ya que te van a entender.

-Usa HelloTalk

HelloTalk es una aplicación de mensajería muy similar a las que ya hemos comentado, con la particularidad de que te interconecta con hablantes nativos del idioma que te buscaría practicar.

Aunque es una app de texto, también puedes practicar inglés con ella gracias a la función para poder enviar notas de voz. Incluso podemos diseñar el programa de tal manera que lea los mensajes de voz que vayamos recibiendo.

Esto último resulta muy práctico para que mejoremos en pronunciación.

-WordReference: el diccionario que podrás llevar siempre contigo

WordReference es una de esas aplicaciones que tendremos que llevar siempre en el teléfono móvil si realmente queremos hablar en inglés.

A diferencia de lo que muchos de nosotros pensamos, la aplicación no es tan solo un diccionario, sino que también integra prácticas opciones que nos permitirán mejorar nuestro inglés conversacional.

Por una parte, la aplicación tiene el poder de pronunciar las palabras en voz alta, para mejorar la pronunciación. También la podemos repetir tantas veces como queramos, e intentar imitarla. Además, te permite buscar el significado de una palabra y aplicarla a un determinado contexto, para ver ejemplos de su uso en la vida real.

-Narra tu día y traduce todo lo que veas

Si no tienes a nadie con quien practicar inglés, no pasa nada, puedes convertirte tú mismo en un interlocutor en tu mente. Lo único que debes hacer es ir contándole a tu mente lo que vas viendo, pero en inglés.

Narra las acciones, las personas con las que te encuentras, las cosas que ves, los problemas a los que te has tenido que enfrentar, etc.

Además, intenta traducir al inglés cualquier texto que te encuentres; es posible que esto no mejore tu inglés conversacional, pero sí que mejorará tu vocabulario.

Sigue estos 5 consejos básicos para practicar inglés y verás cómo tu capacidad para mantener conversaciones evoluciona.

Los mejores libros en inglés para mejorar vocabulario

libros en ingles

El inglés es uno de los idiomas más importantes, y es que con él nos podemos defender en cualquier entrevista y en cualquier país. Es una buena manera de ampliar nuestros horizontes profesionales, además de ayudarnos cuando tengamos que hacer un viaje o, incluso, irnos a otro país a vivir.

Los expertos aseguran que la mejor manera de agilizar el aprendizaje de cualquier idioma es estudiando mucho vocabulario. Por ello, es recomendable buscar recursos que nos permitan aprender vocabulario en inglés. Y aunque hay mucha metodología online, los libros en inglés son nuestra principal apuesta: están siempre disponibles y no requieren ni de electricidad, ni de una conexión a la red.

En las siguientes líneas, hemos preparado un listado de los mejores libros para aprender vocabulario en inglés.

¿Quieres mejorar tu vocabulario en inglés? Prueba con estos libros en inglés

-Ulysses de James Joyce

Empezamos con esta fantástica novela que está considerada como una de las más destacadas de la literatura. Si ya lo has leído en español, lo tendrás más fácil para conocer mejor la historia.

Es una apasionante novela del siglo XX que lo tiene de todo, por lo que te enganchará de principio a fin. Te perderás entre sus tramas de aventuras y humor y su simbolismo.

Aunque parece bastante tocho, y esto puede echar para atrás a aquellos que no dominan el vocabulario en inglés, lo cierto es que resulta bastante fluido.

-Animal Farm de George Orwell

Este título de Orwell nos muestra una alegoría a la Rusia comunista, siendo un material imprescindible para el estudiante, o para quien quiera saber más de la época. El autor se caracteriza por haber desarrollado obras claras y con un estilo simple: El vocabulario en inglés que utiliza es bastante sencillo, pero esto no le resta valor a la obra, ni mucho menos.

Un error muy habitual que se suele cometer a la hora de leer Rebelión en la Granja es pensar que se trata de un libro para niños… pero es muy serio, hasta el punto que ha fue censurado por diversas editoriales.

-The Giver de Lois Lowry

Siguiendo con este listado de libros en inglés, también te interesa conocer este título que te atrapará desde el principio hasta el final.

La trama nos introduce en una comunidad algo extraña que siguen reglas fijas. Todo cambia cuando un joven se sumerge en la comunidad y empieza a desvelar algunos de los secretos mejores guardados

Lo mejor de esta obra es la gran cantidad de metáforas y alegorías que nos permitirán conocer mejor el idioma. La gramática es muy sencilla de entender y su atmósfera misteriosa nos mantendrá en vilo hasta que lleguemos a la última página.

-The Lord of Flies de William Golding

Esta historia está reservada para los más aventureros: la trama sigue a un grupo de jóvenes que se han perdido en una isla, y que tendrán que hacer lo imposible para sobrevivir.

Aunque si bien es cierto que la novela se publicó en el año 1954, es más actual que nunca. 

Debido al aislamiento que sufrirán nuestros protagonistas, podremos ir viendo el lado oscuro de cada uno de ellos.

-Tuesdays With Morrie de Mitch Albom

Este es otro de esos libros en inglés que vas a querer tener en tu estantería. La protagonista de la historia es una mujer llamada Mitch Albom que se encuentra con una antigua maestra de cuando estudiaba en la facultad. De ella aprendería algunas de las cosas más importantes de la vida, que le ayudarían a ser quien es.

Además de ser un valioso recurso repleto de enseñanzas que podemos emplear en muchas situaciones, también nos ayuda a aprender más sobre el estilo conversacional, expresiones más comunes, vocabulario en inglés, entre otros rasgos identificativos del idioma.

-Fantastic Mr Fox de Roald Dahl

Este libro está más bien pensado para un público infantil, aunque no por ello es aburrido. Su principal característica es que tiene un estilo y lenguaje sencillo, lo que permitirá que el lector iniciado lo pueda seguir con facilidad.

Fantastic Mr Fox es una fábula que nos mete en la piel de un lobo muy travieso que ataca una granja con el objetivo de robar comida para alimentar a su familia. Sin embargo, cae en las garras de tres crueles granjeros que impedirán que salga de allí a toda costa.

Es una novela bastante corta por lo que, quizá, deberíamos empezar por aquí.

-High Fidelity de Nick Hornby

La historia de Rob Fleming, un excéntrico amante de la música y obsesionado por clasificar todo su entorno en listas, decide contactar con sus ex parejas después de haber dado fin a su última relación.

La trama transcurre en Londres, por lo que es una buena excusa para que el lector no solo pueda conocer vocabulario en inglés, sino también para que se sumerja de lleno en la cultura de allí y agilice el aprendizaje.

Es una lectura bastante corta, fácil de entender, y con un vocabulario muy interesante.

-The Curious Incident Of The Dog In The Night Time de Mark Haddon

Esta novela nos puede enseñar mucho sobre la vida: está narrada en primera persona por un chico autista llamado Christopher, de 15 años. Es muy inteligente y tiene valores nobles pero, por su condición, le cuesta mucho relacionarse con su entorno.

En un momento dado, Christopher se enterará de que el perro de su vecino ha sido asesinado, y se convertirá en detective para intentar averiguar qué es lo que ha ocurrido.

Una historia corta, pero muy rica en vocabulario.

-Midsummers Night’s Dream de Shakespeare

Y terminamos con esta novela de Shakespeare, muy recomendable que se lea en inglés. Es una de las mejores novelas para empezar con el autor, de las más fáciles de entender para los que todavía no dominan bien el idioma.

Nos introduce en una historia llena de humor, aventura, magia y aventuras, lo que la convierte en una de las obras más vendidas del autor.

Elige cualquiera de estos 9 libros en inglés y verás cómo mejora tu vocabulario.

Normas para mejorar tu pronunciación en inglés

pronunciación en ingles

¿Tienes que mejorar la pronunciación en inglés? Lo cierto es que suele ser la asignatura pendiente de la gran mayoría de estudiantes. 

Además, el ritmo del inglés es bastante diferente al del castellano, lo que supone una traba bastante importante al principio.

Para ayudarte con la pronunciación en inglés, hemos preparado un listado con algunas de las claves que debes considerar:

Normas básicas para mejorar la pronunciación en inglés

-Conoce las sílabas clave -> Acentuación 

Cómo ya hemos visto, el ritmo de este idioma es muy diferente al que estamos acostumbrados. En el momento en el que adoptemos dicho ritmo, todo cambiará, pero hay que llegar hasta ese punto.

Hay muchas maneras divertidas de preparar tu oído para entender la pronunciación en inglés: poner series en Netflix en este idioma (con subtítulos en castellano), escuchar música en inglés con la letra delante, ver documentales en inglés en YouTube (si, también con subtítulos).

-Pronunciación de las vocales

Solemos meter mucho la pata en la pronunciación de las vocales, sobre todo en aquellas que se localizan en una sílaba no acentuada. Estas suelen convertirse en el sonido de [ǝ] (Schwa), un tipo de vocal que es muy común en el idioma. 

-Cuidado con vocalizar las letras mudas

Otro grave error que tenemos que empezar a enmendar desde ya mismo. Solemos pronunciar cualquier letra que nos encontramos, y esto es algo lógico teniendo en cuenta que en nuestro idioma se pronuncian todas.

Sin embargo, algunas letras no se pronuncian en inglés (actúan como si no estuvieran ahí).

Un buen ejemplo de ello lo encontramos en la letra L de palabras como Could, Would, Should o walk.

-La confusión al pronunciar el pasado regular

El pasado regular se forma en inglés añadiendo -ed a la palabra y debemos recordar que siempre hay que pronunciarlos, sin ninguna excepción. 

¿Cuál es el problema? Pues que la pronunciación cambia dependiendo del pasado del que estemos hablando.

-En la gran mayoría de los verbos, la pronunciación se leerá como si fuese una D.

-En aquellos verbos que acaban en K, S, P, SH, CH O F, sonará como una T.

-En los verbos que acaban en T o D, pronunciaremos ID.

Pronunciando correctamente los números

Nos solemos equivocar bastante en la pronunciación en inglés cuando nos referimos a los números. Aquí existen algunas normas:

  • Números acabados en -teen: Estos números tienen el acento en dicha sílaba.
  • Números que acaban en -ty: A diferencia de los anteriores, no tienen dicha sílaba acentuada.

-El error común de añadir la E al principio de la palabra

Otra manía que solemos tener los españoles cuando pronunciamos palabras en inglés lo provocamos cuando añadimos un E de manera automática al principio de la palabra (esto ocurre en palabras como Spanish o Snake.

En realidad, este error está basando con nuestro aprendizaje, y es que no lo tenemos fácil para distinguir el sonido que hace la S sin tener una E delante. 

Por mucho que recuerdes la norma, seguirás fallando una y otra vez… pero esto no quiere decir que tengas que dejar de intentarlo.

-Aprendiendo a distinguir entre B y V

Esta es una las normas que menos solemos cumplir, y una de las más devastadoras a la hora de hacer un examen de pronunciación en inglés.

¿Cómo pronunciar la V?

La V la pronunciaremos manteniendo los dientes de arriba tocando el labio inferior (de la misma forma como si estuviéramos pronunciado la F).

¿Cómo pronunciar la B?

Cómo puedes ver, la pronunciación de la B en inglés es completamente diferente. El sonido será muy parecido al que se emite en castellano, o al de una P.

Entender la teoría sobre la V y la B en inglés es muy sencillo, pero no tiene ningún tipo de sentido si no escuchamos algún ejemplo práctico.

-Aprendiendo a pronunciar la P

La gran mayoría de las veces no nos va a dar ningún problema, y es que la pronunciaremos como si fuera una P convencional. Sin embargo, también la podemos encontrar en forma de PH; en este caso, se pronunciará como una F.

Sigue estas normas y verás cómo mejora tu nivel de pronunciación en inglés.

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies